RSS
3 Ene 2014

El Trofeo Olimpia 1973, el trofeo de Salvador Ruiz

Author: xosmar | Filed under: General

Los gimnasios Olimpia en los años 70.

Durante los años 70 proliferaron por todo el territorio nacional un gran número de trofeos culturistas, organizados por los directores o dueños de los gimnasios más relevantes de aquellos momentos, entre ellos, Dino Camerlengo,  Dino Chemes, José Parra o Salvador Ruiz. De todos ellos solo uno perdura en el tiempo: El Trofeo Olimpia. En las primeras ediciones se denominó Mr. Olimpia, en algunas ediciones fue un evento exclusivo para los socios de los gimnasios Olimpia, fundados por Salvador Ruiz, pero en su mayoría de las ocasiones fue una competición abierta a todos los culturistas del panorama nacional.

Salvador Ruiz en la cubierta de la revista “Fuerza y Vigor”, 1977.

 Salvador Ruiz, uno de los más grandes culturistas de la historia, abrió, a principios de los años 70, el gimnasio Olimpia, dirigido por él mismo, y situado, en el madrileño barrio de Vallecas, en la calle Cerro de Garabitas nº 6. En 1973 hizo lo propio con el Olimpia II, este situado en la Avenida de Portugal nº 159 y cuyo encargado era un profesor de cultura física: Diego Díaz, en 1975, de nuevo en Madrid, en la calle Abtao nº 20, Salvador Ruiz estrenó el Olimpia III, para regentarlo contrató al desaparecido Francisco del Yerro, campeón de Europa Junior de culturismo, que más tarde lo compraría para ser su único dueño, hoy, sigue existiendo con el nombre de Gimnasio Francisco del Yerro, la meca del culturismo español.
Y como no, debido al nombre de sus gimnasios, y para promocionar y motivar a los culturistas de entonces Salvador Ruiz creó el Mr. Olimpia que se convertiría en uno de los trofeos más importantes de España, no en vano, hoy en día, se sigue celebrando bajo las siglas de la AEFF.

La categoría junior del Mr. Olimpia 1973, con Rafael Santonja, segundo por la izquierda.

El primer Mr. Olimpia de celebró en mayo de 1973, en Madrid, en el barrio de Vallecas, en el salón de actos de la Cátedra José Antonio, y aunque la participación no fue muy numerosa puesto que solo concursaron 22 atletas hay que destacar que el nivel que presentaron fue muy notorio. Es de justicia reseñar que los trofeos eran de un calidad sobresaliente, enormes, muy bien acabados y de materiales de lujo, algo que sería signo de identidad de todas las ediciones organizadas por Salvador Ruiz.
El jurado de este primer Mr. Olimpia estuvo compuesto de Leo Nieto, Mr. España 1969, Baldo Lois, 7 veces campeón de España,  Rogelio Ballesteros, colaborador de la revista “Las Pesas” y Miguel Lizondo, cronista de la revista “Deporte y Salud”.
Según la crónica del evento, escrita para la ocasión en la revista “Las Pesas” por el mencionado Rogelio Ballesteros “Roge”, la asistencia de público rondó los 300 espectadores, cosa que, según se refleja en el libro “100 años de culturismo en España” de Lucio Doncel, no fue así ya que Salvador Ruiz, años más tarde, declaró que solo hubo 40 espectadores.

Rafael Santonja, Alfonso García y Javier Lois, podium junior, Mr. Olimpia 1973.

La competición tuvo tres categorías, una única en junior y dos en senior: talla baja y talla media.
En junior hubo un total de 12 participantes algunos de gran nivel. Estos fueron aquellos jóvenes que abrieron, a las 10 de la mañana, la competición del Mr. Olimpia 1973: Víctor Montero, Jesús Ignacio Fernández, Javier Lois, hermano del mítico Baldo Lois, Miguel  A. Gómez, Manuel Jodar, Ramón Tapia, Juan de la Torre, Manuel Cenamol, que llegó a tener una empresa muy nombrada en el sector del culturismo, Alfonso García, muy maduro ya que por su aspecto parecía senior, Mario Ibáñez, López Cerrado y Rafael Santonja, nadie, por aquel entonces, se imaginaba que llegaría ser presidente de la IFBB y hombre de negocios vinculados al deporte del hierro.  La clasificación de esta categoría junior fue la siguiente, en octava posición Jesús Ignacio Fernández, en séptima Julián de la Torre, en sexta Víctor Moreno, en quinta Mario Ibáñez, en cuarta Ramón Tapia, en tercera Javier Lois, subcampeón Rafael Santonja, con el mayor volumen muscular de la categoría pero falto de definición, y campeón Alfonso García, justo ganador gracias a su simetría y calidad muscular.

Deo Iglesias, Jesús Mario Muñoz y Antonio Ríos, podium talla media, Mr. Olimpia 1973.

Después de la categoría junior entraron a escena los atletas senior, primero de los de la talla media donde se concitaron 6 culturistas de un nivel excepcional, sobre todo los tres primeros. La sexta posición recaló en José María López, la quinta en Mariano Domínguez, la cuarta en Lorenzo Rodríguez, la tercera en Antonio Ríos, muy proporcionado, con un buen desarrollo muscular y una calidad muy meritoria, la segunda en Deogracias Iglesias, muy igualado con Antonio Ríos pero con mayor densidad y separación en pectoral y deltoides, y la primera posición recaló en Jesús Mario Muñoz, alma mater del gimnasio Muvia y del Mr. Muvia, muy adelantado a su tiempo, con una gran línea global, cintura estrecha, gran desarrollo muscular, equilibrio, densidad, muy buen posador y, presentando una muy buena calidad, a la postre ganó también el absoluto.

Enrique Vidal, José Luis Santos, José Viñas, podium talla alta, Mr. Olimpia 1973.

Tras la talla media vino la alta, aquí participaron 4 culturistas de gran tamaño muscular. En cuarto lugar quedó Juan Moro, tercero Enrique Vidal, segundo José Viñas, el gran pensador y escritor, autor de “Tratado Culturista”, y campeón José Luis Santos, todos muy parejos, muy simétricos, proporcionados y con un gran volumen muscular, los jueces lo tuvieron muy complicado para dilucidar las posiciones de esta categoría.
En definitiva el primer Mr. Olimpia fue el pistoletazo de salida de uno de los trofeos más relevantes del panorama culturista nacional, quizás el importante pues es el único que ha superado las cuatro décadas de existencia, gracias a la labor de Salvador Ruiz y de la AEFF en los últimos lustros. Y todo esto comenzó, en 1973, en una época donde el culturismo se vivía de otra manera, donde la camaradería era mucho mayor y donde los físicos eran mucho más naturales, debido a la ausencia de las sustancias dopantes en las preparaciones de los atletas, algo que no se debe olvidar pues ante todo el culturismo debe representar un equilibrio entre conocimiento, ejercicio, dieta, descanso, suplementación dietética y salud.

Jesús Mario Muñoz, campeón absoluto, y Salvador Ruiz, organizador del Mr. Olimpia 1973.

Informa y Fotografía: Juan Manuel Menéndez de las Heras (A. Febus).

Deje un comentario

Me reservo el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje o conductas inapropiadas y spam. Si tu comentario no aparece, puede ser que akismet lo haya capturado. Intento revisarlos. Siento las molestias.