RSS
14 Ene 2013

El “Fisicoesculturismo” y la “Escuela Francesa”: El camino a seguir para la autoperfección humana

Author: xosmar | Filed under: Fotografías, General

Por
Tomás ABEIGÓN

Con frecuencia los alumnos de mi gimnasio, así como los aficionados a este deporte que leen mis artículos, me preguntan: ¿Tomás qué es eso de la “Escuela Francesa” a la que tantas veces haces referencia en tus artículos, y de donde procede el nombre de fisicoculturismo? Como entiendo su interés, a continuación paso a explicarlo:

Primeramente habría que decir que el movimiento fisicoculturista moderno tal y como hoy lo conocemos se debe principalmente a tres personas, a Edmond DESBONNET (1867 – 1953), a Eugen SANDOW (1867-1925) y a Bernarr MACFADDEN (1868 – 1955), pero a decir verdad el origen de éste deporte se debe únicamente al francés formado en Burgos (España), Hipólito TRIAT (1812-1881), a quien podemos considerar el “Padre del Culturismo Moderno”, pues fue él la primera persona que descubrió en la era moderna, que elevar pesas de forma reiterada producía un desarrollo de la musculatura (hipertrofia), y para lo cual diseñó una serie de ejercicios, y estructuró la forma de trabajar con las pesas, utilizando las series y las repeticiones.

Hipólito TRIAT

Como en aquel tiempo no existían Facultades para estudiar Educación Física en las Universidades, ni centros para formar profesores de Cultura Física (término con el que se le conocía de entonces al actual Fisicoculturismo), ni tampoco escuelas para formar entrenadores tal y como hoy las hay en todas las federaciones deportivas españolas, el conocimiento era transmitido directamente del maestro al discípulo, así H. TRIAT transmitió su sabiduría a Edmond DESBONNET (Francia), éste a su vez, transmitió sus conocimientos a sus tres discípulos más aventajados: al francés Marcel ROUET (1909 – 1982) – una autoridad de las pesas al que en breve le dedicaré un artículo- que en 1948 creó la “Fundación Culturista Marcel Rouet”, una escuela de formación de profesores de cultura física con expedición de diploma; y a dos españoles; por un lado, a Juan FERRERO (1918 – 1958), quien llegó a ser el primer Mr. Universo Profesional NABBA de la historia, y a dirigir su propio gimnasio (uno de los más concurridos y modernos de Francia) en Burdeos, ciudad en la que ejerció la docencia durante varios años como Profesor de Cultura Física. Y por otro lado, a mi querido profesor el Dr. Gustavo BUESA (1915 – 2002) de Barcelona, que a finales de los años treinta estudiaba Medicina en la Universidad de la Sorbona de París, ciudad en donde también se licenció en Educación Física y obtuvo el título de Profesor de Cultura Física, y que tras cruzar los Pirineos, fue el primero en fundar un gimnasio de culturismo en España.

Edmond DESBONNET

 

BUESA por su parte, para no romper esa cadena instaurada por TRIAT, legó su formidable biblioteca-hemeroteca y volcó sus sabios consejos en dos personas, en Lucio DONCEL de Madrid (un prestigioso historiador del culturismo y todo un experto en Powerlifting) y a éste humilde servidor, que como muchos ya saben soy natural de Pontevedra y a quien no me duelen prendas en reconocer que he aprendido más estando al lado del Profesor BUESA, que en todos los años que pasé en la Universidad de Vigo estudiando la carrera de Ciencias del Deporte.

El Profesor BUESA

El Lic Tomás ABEIGÓN y el Mr. Universo Tomás Bures

Un dato que no conviene olvidar, es que DESBONNET pese a elegir a ROUET, FERRERO y BUESA como continuadores, también fundó en 1885 en París para divulgar su magisterio, una escuela que se llamaba “Ecole de Culture Physique du Professeur Desbonnet”, donde los alumnos que superaban un duro examen, obtenían el título de “Instructor de Cultura Física”. En esta escuela se formaron la mayor parte de los instructores que ejercían en los Institutos de Cultura Física que DESBONNET tenía repartidos por todo el mundo, llegando a alcanzar la cifra de 700 salas o gimnasios con su nombre, explotadas a modo de franquicia, y que en España estaban ubicados en San Sebastián, Bilbao y Barcelona, dirigidos por los Profesores: MARTIN, E. de ERAUSQUIN y E. TIBERGHIEN, respectivamente, quienes cursaron sus estudios en la citada escuela.

Estos conocimientos a los que me refiero en párrafos anteriores, iban desde la anatomía y fisiología, pasando por la biomecánica y la pedagogía, para terminar en cómo utilizar las pesas empleando los métodos más modernos que se conocen, pero también se tradujeron en una filosofía de vida que dio lugar a dos movimientos culturistas que pasaron a denominarse: La Escuela Francesa y La Escuela Americana.

Evidentemente este nombre obedece al país de origen en el que se desarrollaron una serie de tendencias respecto a la forma de entrenar, el resultado de esta en la estética corporal, y la conducta y aspiraciones de quienes se sometían a la práctica disciplinada del trabajo con pesas.

La “Escuela Francesa”, fundada por TRIAT se caracterizaba por tener como base ideológica el desarrollo integral del hombre, TRIAT quería que la cultura física formará hombres completos, no solamente fuertes físicamente y resistentes a la fatiga, sino al mismo tiempo, animosos, audaces, educados, elegantes, cultos, a la par que en posesión de un sentido justo del bien, del deber y de la abnegación.

Años después, según nos cuenta el prestigioso escritor tarraconense Clemente HERNÁNDEZ en una de sus múltiples obras que recomiendo a todos, << … “ Marcel ROUET consideró que el término “cultura física” utilizado por TRIAT y DESBONNET estaba pasado de moda por lo que pensó en encontrar una palabra que llamara la atención de los jóvenes, por lo que su amigo Pierre LELONG apuntó: si se utiliza el término atletismo para definir a los atletas que practican pruebas atléticas, ¿por qué no llamar culturismo a los atletas que practican la cultura física?, de esta forma nació ésta palabra conocida hoy en día en el mundo entero. La definición que le dieron fue: Culturismo, arte de practicar la cultura física en todas sus formas para alcanzar la salud y mantenerla por el equilibrio físico.” … >>

Pero como bien indica HERNÁNDEZ: << … “El culturismo “inventado” por ROUET y LELONG se fue poco a poco prostituyendo del ideal inicial creado por TRIAT debido a la carencia de ideales, de cultura y de inteligencia de quienes lo practicaban”. El culturismo se creó para hombres con deseos de autoperfección total, no para acomplejados, vanidosos, macarras, prepotentes y fanfarrones … >>.

Esta degradación de valores y principios, añado yo, se produce especialmente entre los años 70 y 90, aunque el cenit del paletismo culturista, del mal gusto, y de la mala educación en este deporte, se alcanza en lo que va de década de los 2000, con la proliferación de una chusma y una legión de gañanes la mayoría tatuados, auténticos yonkis de la testosterona, que sin duda le están haciendo un flaco favor al fisicoculturismo, que a este ritmo jamás gozará de ser una disciplina seria o al menos reconocida socialmente, pues las competiciones de hoy en día, más que ser eventos donde se dan cita deportistas que quieren medir su musculatura, son “meetings de drogadictos”, muchos de ellos inflados como cerdos de anabolizantes, donde el rey de la piara, es decir, el que gana, es el que se remueve más en la mierda del dopaje.
Cuando yo empecé en este deporte, los culturistas estaban bronceados por el sol y llegado el día de la competición, tan sólo se aplicaban una ligera capa de aceite para realzar más su musculatura. Hoy los culturistas utilizan unos tintes que se aplican con un rodillo que nada más embadurnados en el, por muy blanco que uno sea, apareces más moreno que Kunta Kinte; los culturistas de antes, en la pretemporada estaban casi todo el año igual, unos con una mayor o menor forma física, pero siempre en una línea muy uniforme, llegada la competición para definirse más, perdían a lo sumo cinco kilos y si les tapabas la cara sabias diferenciar quien era quien, estos físicos al verlos, incitaba a cualquiera a apuntarse al día siguiente a un gimnasio para entrenar. Ahora, ver un culturista fuera de competición, es igual que ver a un pollo inflado de hormonas a pocos días de sacrificar, cuando llegan los concursos, bajan de golpe gracias a los diuréticos esos diez, quince o veinte kilos que les sobran, y aparecen sobre el escenario todos iguales como si fuesen sacados por un mismo patrón (el de la hormona de crecimiento), y si les tapas la cara, identificarlos es tarea imposible, provocando con esos físicos un rechazo que no anima a nadie a practicar este deporte, al considerar esos cuerpos de ciencia ficción y como es lógico, bastante alejados de lo que es la salud. Y para colmo de males, surge el Shintol, un aceite que se inyectan los culturistas de hoy, en aquellas zonas que debido a su déficit de musculatura sirve para suplir esa carencia, vamos, para que se me entienda mejor, es como si en el hombro no tienes un buen desarrollo muscular y te pones una guatas, pero eso si, de un aceite bajo la piel que puede producir fácilmente la muerte.

Volviendo al tema principal, como se puede comprobar, en el párrafo anterior acabo de utilizar otra nueva palabra para hacer referencia a nuestro deporte, “Fisicoculturismo” (hay también países donde emplean “Fisioculturismo” y “Físicoconstructivismo”), término hoy en día muy extendido y utilizado, que no deja de ser un sustantivo en el cual se han unido las palabras “físico” y la ya existente “culturismo”, para dar a entender que es única y exclusivamente al cuerpo, a quien se le destina esa carga de cultura física, además “fisicoculturismo” aunque sea cacofónico suena más técnico, aunque a mí me convence y me gusta más la palabra “Fisicoesculturismo” que me la inventé tras una charla con mi amigo el Dr. Manuel FONTOIRA (un reputado médico pontevedrés muy aficionado a éste deporte y a quien le debo mi descubrimiento de que RAMÓN Y CAJAL (1852 – 1934) fue el primer culturista de España), y que empezaré a utilizar a partir de ahora, al entender que en nuestro deporte de lo que se trata es de esculpir el cuerpo (físico) con el cincel de las pesas.

Respecto al máximo exponente o representante de este movimiento, o lo que es lo mismo, de la “Escuela Francesa” cabe destacar sin duda a nuestro compatriota Juan FERRERO que además de alcanzar el título más importante de este deporte, el Mr. Universo, por su fuerte personalidad y su peculiar estilo y elegancia fue considerado un “Dandy”, condición exclusiva que sólo unos pocos pueden gozar.(Los dandys eran un grupo de caballeros que se formó en Inglaterra y Francia en el primer tercio del Siglo XIX, extremadamente elegantes y con gusto exquisito por los pequeños detalles, opinaban y creaban sus propios criterios, sobre vestido y elegancia. Los dandys siempre mantienen las formas y las costumbres, incluso en condiciones de pobreza. El dandy es a la moda, lo que el caviar a la gastronomía, un lujo. Reconocerlos no te será difícil, los tejidos nobles, los trajes de corte entallado, o las pajaritas son algunas de sus señas de identidad. Las buenas formas están de moda).

Juan FERRERO

La “Escuela Americana” estaba representada por dos insignes personalidades Eugen SANDOW y Bernarr MACFADDEN.

SANDOW que fue uno de los hombres más fuertes que hayan existido jamás, emigró a Inglaterra a los 20 años, donde se dió a conocer en Londres, al destruir en una noche, la mayor parte de los dinamómetros de pago que había en sus calles para probar la fuerza, un empeño muy popular entre los jóvenes de entonces. A el, es a quien le debemos las poses plásticas para mostrar el desarrollo de la musculatura. SANDOW que nació en Koenisburg, Prusia Oriental (Alemania), el día 2 de abril de 1867, con el nombre de Frederick MUELLER pasó gran parte de su vida en Inglaterra, donde en el año 1901 organizó en el Royal Albert Hall “La Gran Competición”, ganada por William L. MURRAY de Nottingham (Inglaterra).

MACFADDEN, cuyo verdadero nombre era Bernard Adolphus MCFADDEN, por su parte, fue un destacado editor: “Physical Culture”, “Beauty and Health”, etc, que con la practica del culturismo llegó a obtener un físico bastante notorio, aunque los más destacable de él, era su vitalidad (llegó a lanzarse en paracaídas a los noventa años de edad en presencia de su “cuarta” mujer) y su talento para los negocios, que lo convirtieron en un destacado multimillonario. En aquel tiempo también fundó una escuela de profesores que se llamó “Bernarr Macfadden Institute” más tarde conocida como el “American College of Physical Education”, en la que se formaron muchos de los instructores de entonces en los Estados Unidos. Además organizó el concurso de “ The Most Perfectly Developed Man in the World” ganado en su primera edición por Al TRELOAR (Albert Toff Jenkins, 1873 – 1960) que se disputó en el Madison Square Garden de New York del 28 de diciembre de 1903 al 16 de enero de 1904,evento en el que también participó el español Segundo de Acha natural de Bilbao.

El relevo de éstos dos ilustres personajes lo tomaron, por un lado Charles ATLAS (1892 – 1972) cuyo verdadero nombre es Angelo SICILIANO, nacido en Acri (Calabria) y que llegó a América en 1905, donde hizo una fortuna vendiendo a más de tres millones de chicos delgaduchos y débiles que respondieron a su llamada, su curso de “Tensión Dinámica” por correspondencia, método que desarrolló después de observar a los animales estirando, empujando y tirando de los músculos, y que le sirvió a todos estos mozos para cambiar sus cuerpos por otros nuevos; y por otro lado, Bob HOFFMAN (1898 – 1985) que fue entrenador durante muchos años del equipo olímpico de halterofilia de los Estados Unidos, editor de la revista “Fuerza y Salud”y “Muscular Development”, fundador y propietario de la York Barbell Company (la mayor fabrica de pesas y equipos de musculación del mundo) y fundador del “Hall of Fame” de la Halterofilia, una especie de museo de las pesas que se encuentra ubicado en Pennsylvania, todo ello sin olvidar la creación del York Barbell Institute (punto de encuentro para el estudio de todos los aspectos de el entrenamiento de la fuerza), la infinidad de libros de culturismo y nutrición que publicó, y de ser la inspiración de otro joven de origen judío de grandes ambiciones, que más tarde se convertiría en su fiel rival, competencia e imitador , me estoy refiriendo a Joseph WEIDER (Joe), a quien si nos paramos analizar su estrategia comercial y cómo proyectó su imagen, comprobaríamos que es una réplica exacta de la empleada por HOFFMAN.

Benjamín WEIDER (Ben) hermano de Joe, también tuvo un papel relevante en la difusión de nuestro deporte, pues creó el “Institut de Culture Physique Weider” en Montreal (Canadá), donde se formaron muchos “Profesores de Cultura Física Weider” cuyos diplomas firmaban en 1953, él mismo Ben, su hermano Joe y el célebre George F. JOWETT (1891-1969) quien entonces gozaba de una enorme reputación.

Por otra parte es obligado citar al que yo considero continuador de la “Escuela Americana”, se trata del español Rafael SANTONJA, nacido el día 10 de noviembre de 1953 a las 22,00 horas en el número 23 de la calle del Solano de la pequeña localidad de Béjar, (Salamanca – España), quien a diferencia de sus predecesores, estudió, en este caso la carrera de Farmacia en la Universidad Complutense de Madrid, licenciándose en junio de 1976, aunque jamás según el Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España se colegió como Farmacéutico, y menos aún según la información de la que dispongo, adquirió la titulación de Doctor, grado académico del que presume desde hace ya tiempo en todas sus apariciones públicas, así como en todas sus publicaciones, a no ser que Santonja haya obtenido su doctorado fuera de España tal y como lo hizo su colega (así lo considera una de las revistas que publica Santonja) y amigo Jaime Brugos, quien igualmente presume en la página 5 de su libro “Isodieta” de haber obtenido su título de Doctor en Nutrición (yo en este caso diría de Doctor en Chichinabo) por la Universidad Estatal de Columbia (Columbia State University), una supuesta institución educativa que resultó ser una iniciativa privada fraudulenta y que operó en Estados Unidos desde los años 80 hasta 1998, fecha en que fue cerrada por orden judicial. La supuesta universidad expedía licenciaturas, másteres y doctorados a sus “alumnos” sin necesidad de acreditar ningún estudio ni título previo, ni tampoco era necesario cursar ninguna asignatura. De hecho, publicitaba la obtención de un título con sólo 27 días y con la simple acreditación de la experiencia laboral o profesional.

Santonja, hombre hábil por su generosidad en las relaciones humanas, ambicioso en lo profesional y de exquisito trato en lo personal, “heredó por unanimidad” la IFBB (International Federation of Bodybuilding & Fitness de la que por cierto por muy cómico que parezca, Jaime Brugos es miembro electo de su Comité Científico??) el pasado 29 de octubre de 2006 en Ostrava (República Checa). En mi opinión, la IFBB es una organización empresarial propiedad de su buen amigo Ben WEIDER que en el año 1946 la “fundó” junto con su hermano Joe en Montreal con la participación de dos países: Canadá (representada por el propio Ben) y Estados Unidos (representada por su hermano mayor Joe), y a la que puso por nombre “International Federation of BodyBuilders”, pasando a la historia del deporte en general por ser Ben Weider el único presidente de una “entidad” internacional que durante 60 años ostentó dicho cargo, y en cuya organización las únicas decisiones, las tomaba igualmente él mismo. Para mí, lo que si sé seguro es que “su federación” (en España la IFBB está registrada en el Ministerio del Interior como una asociación igual que lo puede estar una Asociación de Vecinos o de Amigos de la Patata), la deja en buenas manos, Rafael SANTONJA no sólo es una persona que conoce en profundidad nuestro deporte, sino que además, él en la presidencia es un signo de distinción, a pesar de que alardeé de lo que no es.

Dado que en el párrafo anterior he hecho referencia a la organización de este deporte, hay que citar que el fisicoculturismo está dirigido a nivel internacional por tres federaciones: la IFBB, la WABBA y la NABBA, siendo ésta última, la NABBA, la más antigua e importante de todas, pues todos los grandes culturistas de la historia, se han alzado con el título de Mr. UNIVERSO de Londres, que como los lectores ya sabrán, es el evento más prestigioso e importante de este deporte, que desde el año 1948 (a excepción del año 1949 en el que no tuvo lugar) se viene celebrando anualmente en Inglaterra organizado como es lógico por la federación NABBA. Pero al margen de que sea la NABBA y su Mr. Universo quienes gocen del mayor prestigio y reconocimiento deportivo y social, sería injusto omitir en este ensayo el esfuerzo que la IFBB ha venido haciendo por ocupar un lugar preferente y desplazar con su Mr. Olympia a nuestro emblemático Mr. Universo. Y este esfuerzo se le debe a la infatigable labor de Ben Weider, que tras fallidos intentos y posteriormente, tras varias reuniones con el que fuera Presidente del Comité Olímpico Internacional el español Juan Antonio Samaranch “Marqués de Samaranch”, consiguió que su federación la IFBB, fuese aunque por poco tiempo, reconocida de forma provisional por éste órgano internacional en 1998 durante la 107ª sesión del COI en Nagano, aunque poco después de ser reconocida provisionalmente, este organismo no la reconoció de manera definitiva, hecho que en la comunidad culturista no sentó muy bien, dado que muchos lo consideraron un paso atrás y un estrepitoso fracaso para el culturismo, al entender que si el COI excluía a este deporte o mejor dicho a ésta federación, esto no era nada positivo para nosotros, alzándose las voces críticas, que “la foto” que durante años persiguió Ben Weider con Samaranch, le salió muy cara a un deporte que lleva tiempo intentando dar una imagen seria y limpia, pues se cuentan por millones las personas en el mundo que lo practican y que en su vida jamás han tomado un solo anabolizante.

A modo de resumen, podríamos terminar este trabajo diciendo que en el deporte del culturismo existen dos tendencias o dos movimientos, la “Escuela Americana” por un lado y la “Escuela Francesa” por otro.

La “Escuela Americana”, perseguía solamente formar atletas lo más masivos posible, dotados de una enorme musculatura (John GRIMEK, Clarence ROSS, Steve REEVES, Reg PARK, Leo ROBERT, Bill PEARL y últimamente Vince GIRONDA, Arnold SCHWARZENEGGER y Sergio OLIVA) donde aspectos como la personalidad y los modales no eran tan sumamente cuidados; estaba formada (sus divulgadores) principalmente por levantadores de pesas (halterófilos) poco o medianamente instruidos y no tenía un rigor tan científico como la E. Francesa. A menudo sus métodos consistían en técnicas empíricas de dudosa eficacia que respondían más bien a los postulados retóricos de sus campañas publicitarias, en los que estos “mesías” garantizaban extraordinarios y espectaculares resultados, eso sí, a cambio siempre, de los preceptivos dólares. Respecto a la forma de entrenar, sus atletas hacían pocas repeticiones, utilizando pesos muy elevados, y los descansos o tiempos de recuperación entre series también lo eran.

John GRIMEK

Por su parte la “Escuela Francesa” pretendía crear atletas integrales, tanto física como psíquica y moralmente, además de personas inteligentes, educadas, apuestas, fuertes, sensibles, sanas, elegantes, cultas y refinadas. Estaba formada en su inmensa mayoría por médicos y personas estudiadas, y desde el punto de vista de la performance estético-física, entrenaban especialmente duro la sección media, poseyendo unos abdominales firmemente tallados, además de proponer que la medida del cuello, de los brazos y los gemelos fuese la misma, entrenando para ello, con pesos medios, altas repeticiones y descansos muy justos, todo combinado con la práctica de otras disciplinas, especialmente la gimnasia deportivo-acrobática y el atletismo, aunque sin descuidar también la natación, dando como resultado un cuerpo musculoso, armonioso y dotado de unas cualidades físicas que les convertían en los verdaderos Adonis de la época, ejemplos: Juan FERRERO, Marcel ROUET, Jean-Christian RODRIGO, André DRAPP, Robert DURANTON, James MATHÉ, Arthur ROBIN y más recientemente Serge NUBRET.

Serge NUBRET

Artículo escrito y Fotografías por: Tomás ABEIGÓN (abeigon@yahoo.es) / Tel. 607 477 360

– Licenciado en Ciencias del Deporte por la Universidad de Vigo
– Master en Musculación Deportiva
– Entrenador Nacional de Halterofilia
– Entrenador Nacional de Fisicoculturismo y Musculación
– Entrenador Nacional de Fuerza Aplicada
– Profesor de Culturismo y Profesor de Musculación, ambos diplomas expedidos por la Federación Española de Judo y Deportes Asociados.
– Diplomado como Profesor de Cultura Física por las Escuelas: Rouet (Francesa) y Weider, Atlas (Americanas).
– Campeón de España de Fisicoculturismo Natural en 1996
– Galardonado con el premio nacional “Intergym´s de Oro” al mejor trabajo de investigación los años 1999, 2000 y 2001
– Posee el “Diploma de Honor al Mérito Fisicoculturista” (la más alta distinción que se puede alcanzar en España sobre éste deporte).
– Director del Gimnasio “Taller Corporal” de Pontevedra desde 1989
– Historiador del “Deporte del Hierro”
– Autor de varios libros e infinidad de artículos sobre el tema de las pesas
– Presidente de NABBA ESPAÑA (Organización más antigua de fisicoculturismo que a nivel internacional organiza el Mr. Universo)
– Juez Internacional en el Mr. Universo (único en España)
– Poseedor del “Medallón de Triat” que lo acredita como el único heredero en el mundo de la filosofía de la “Escuela Francesa”, que aceptó de la mano de su Profesor con la obligación de cederlo antes de morir al discípulo que el elija.

FOTOGRAFÍAS

6 Comentarios a “El “Fisicoesculturismo” y la “Escuela Francesa”: El camino a seguir para la autoperfección humana”

  1. ALFONSO BOULLÓN dice:
  2. Apreciado Tomás, me ha encantado tú artículo.

    Un abrazo

  3. Angel Cordobés Belmonte dice:
  4. Tomás felicidades por tu magnifico e historico articulo he sido soy y seré culturista de la escuela francesa,aunque he de reconocer que Bob Hoffman y sus articulos en fuerza y salud tambien me atrajeron,luego vino lo que vino,tambien conoci y trate a D. Gustavo Buesa Mateo Peytibi Clemente H y muchos otros de mi época tengo ya 68 años sigo entrenado con la misma o mas ilusion que cuando empezé sigo luchando por ese culturismo natural basado en el entreno duro la alimentacion y el descanso las nuevas tendencias ni los mastodontes dee ahora me impresionan parecen todos clonados no paro de decirlo tanto en el gym como en facebok,seguiré en esa lucha hasta la muerte,un abrazo.

  5. Sr. Abeigón, soy de Lima, Perú, hasta que leí su artículo la única información que conocía acerca de este deporte era la referente al método americano (desconocía la existencia de la escuela francesa hasta que un profesor en el curso de máster que estoy siguiendo de la IFBB la mencionó), pero realmente nadie me da información concreta, me gustaría saber más sobre los métodos de entrenamiento,
    gracias

  6. ARTICULO COMO ESTE NO SE VEN TODOS LOS DIAS NAVEGANDO POR LA RED. DE HECHO NO HE VISTO NINGUNO QUE LO SUPERE.HACE POCO SUBI UNA DEDICATORIA DE FERRERO A UNA PAGINA QUE FRECUENTO LOS FINES DE SEMANA SOBRE TODO.NO MUCHO MAS LA VISITO PARA QUE NO CAUSE GRAN ADICCION ;-) . AQUI PODRIA PONER LA DIRECCION PERO EN ESTA PAGINA FALLA LO DEL COPIA Y PEGA.ASI QUE SI ME ESCRIBES PUEDO ENVIARTELA.

  7. jesus astorga dice:
  8. Hola:
    En hora buena por tu articulo, no sabia que estabas tan bien informado. Esta claro que llevas en la sangre tu afición
    Casualmente he encontrado este articulo.
    Siempre he pensado que habría que localizar algún hotel y empresa que estuviera interesado en reunir a los que empujamos para que empezara a andar el culturismo.
    Cuando hacer culturismo era pecado mortal, o peor .
    Podría tomarse como referencia el primer Míster España.
    Antes de que sea mas tarde.
    Ya se fueron varios , Dino Cheme, Salvador Ruiz, Baldo esta regularillo, yo también, etc. etc.
    Que se sepa que los cultiristas de hoy están ahí, es porque nosotros sufrimos con nuestro empuje la incompresión de aquella sociedad.
    Lo que no se sabe es que yo fundé la WABBA en una reunión en Lion con Serge Nubret y varios mas, fué en una cafeteria presentamos los estatutos de la Wabba,
    Pues Serge y yo ibamos a compaginar mi revista “” EN FORMA “, con la suya, pero el tuvo un gran problema , porque editó el primer numero de una revista, pero la salida de atrasó y no salio antes de una competición que se iba a hacer, por lo que no acudió casi nadie y no pudo vender las entradas,.
    Yo tambien tuve la suerte de conocer a D. Gustavo Buesa y a D. Oscar Aidentand NABBA, cuando competí en Londres en el Mister Universo.
    Un saludo – Jesus Jimenez Astorga de Malaga.

  9. Excelente articulo.Por favor podrias publicar uno dando a conocer las rutina de entreno que seguia el Señor Marcel Rouet si dispones de dicha informacion.Te lo agradeceria mucho.

Deje un comentario

Me reservo el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje o conductas inapropiadas y spam. Si tu comentario no aparece, puede ser que akismet lo haya capturado. Intento revisarlos. Siento las molestias.